Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘General’ Category

Hace pocas horas, en el día del periodista, murió Bernardo Neustadt, el comunicador social entusiasta de la dictadura y del Menemato.

Aquí un viejo informe de TVR sobre el controvertido personaje con una joyita sobre el final en donde fantasea con su propio epitafio: “En mi lápida quiero que pongan ‘Ayudó a pensar'”:

¿El día del periodista lo ajustició?

Read Full Post »

Si tenías ganas de probar y no te animabas o si estás tan limado que ya no sabés con qué darte, no leas esto. Efectivamente hemos quedado muy lejos de Fleco y Male.

Gracias a la labor de unos cuantos cráneos ahora podés escuchar drogas. Sí, sí. Podés drogarte escuchando “música”. Científicos de la conciencia descubrieron que algunas ondas sonoras reproducen en el cerebro sensaciones similares a las de variadas drogas. Marihuana, Cocaína, Peyote, Anestesia, Heroína. Todas son tuyas con hacer click. Ah, es fundamental que uses auriculares y te concentres durante media hora.

Para los que sienten nostálgia por los viejos tiempos en que la Argentina sólo era un país de tránsito, aquí está Fleco, un personaje emblemático de una campaña antidroga de los´90 que hoy suena naif:

(más…)

Read Full Post »

minutouno.com informa: “Alianzo, una empresa española especializada en web 2.0, tiene un método para medir cuáles son los blogs con mayor “presencia”, algo diferente a los más visitados. El ranking se elabora en base a los datos como los links de cada blog en motores de búsqueda como Technorati y Google Blogsearch, lo que mide cuántos blogs se vinculan hacia otro. Además se tienen en cuenta la cantidad de resultados de Google y Yahoo! que llevan al blog, las menciones en Meneáme, la posición en el medidor de tráfico Alexa y la cantidad de suscriptores que tiene en Bloglines, el principal agregador de RSS.”

Esta es la lista:

(más…)

Read Full Post »

Margarita García dejó planteado el enigma en la contratapa de Crítica de hoy:

¿De qué bar se trata?

Yo conozco uno que responde satisfactoriamente a la descripción: Thames 878. La entrada no tiene carteles ni nada,  de afuera parece una casa vieja con puertas grandes y arquitectura europea, pero a veces entra y sale gente sin cesar y entonces algunas personas sospechan y descubren.

Parecería que le da un aire elitista esto del boca en boca entre gente “en la onda”.

Con César fuimos un par de veces y hasta ahora sólo vimos a dos de la farándula: Pachu e hijitus de Videomatch.

Así y todo el bar es recomendable. Un estilo sofisticado/moderno/sencillo con música ambiental, una barra completa y gente como la que cuenta Margarita.

¿Ustedes conocen otro?

Read Full Post »

Falcao, el delantero de River, debutó esta noche en el festival evangelista encabezado por Palau. Pese a que no es un gran orador atrapó a los creyentes con su historia. Contó cómo un niño colombiano que pasaba privaciones alcanzó su sueño (jugar al fútbol, off course) sin creer en Dios, ni en Jesús y cómo una vez exitoso y con fama, se sintió vacío y sin paz.

Alcanzó picos de oratoria con frases armadas que parecían dichas por primera vez: “No se preocupen, no tienen que hacer nada, Dios ya lo hizo todo”. Emocionó a los fieles, se llevó varios aplausos y fue citado por Palau más de tres veces.

Así y todo, con su participación quedó algo en claro: en ese festival nadie quería entender nada. Falcao abrió su intervención diciendo que no se preocuparan, que había salvación. Aseguró que todos poseían un don que los salvaría como a él. Una posición bastante optimista considerando que había varios miles de personas de la provincia sin educación, trabajo, ni oportunidades.

(más…)

Read Full Post »

Deschavado en un bar

La otra noche estaba en un bar por Plaza Serrano, en Capital federal. Estaba ahí, tomando una cerveza y haciendo tiempo. En la primer mesa que estaba frente a mí, había una pareja de jóvenes muy alegres. Los escuchaba reír, regocijados. Los dos eran frescos, lindos. Él parecía más grande, pero ninguno pasaba los treinta. Se notaba que tenían un buen pasar y que estaban a la moda en todo sentido; los problemas que podían tener, me los imaginaba simples y de fácil solución. Simpáticos con la camarera, he de reconocer que sentía afinidad por ellos.

Estaban en eso, cuando uno de esos chicos que salen a mendigar y venden baratijas por monedas les arruinó la velada y más. El pibe, pasó inocentemente por la mesa de esta pareja para ofrecerle una estampita, se detuvo, saludó al joven con confianza y le dijo: “ehh, winner, que linda chica que tenés al lado!, nada que ver con la de ayer, era un sapo”
El rostro de la chica se transformó en una mueca de disgusto. El pibe se fue como si nada, y ella “shockeada”, totalmente descentrada, permaneció mirando fijamente a su acompañante, muda, durante un minuto, hasta que él le tocó el brazo y lo rechazó con violencia: “pero qué te pénsas vos, pendejo de mierda” “pero no, lauchi, no se que mierda dicen estos pendejos” “¿pero vos te pensas que yo soy boluda? ¿Asique anoche no salimos porque te dolía la cabeza y estabas cansado?”, nadie perdía bocado: Desde la barra, desde las mesas, y parados los camareros, todos miraban.
Hecha una furia se lanzó hacia la calle, paró un taxi y desapareció de nuestra vista.
Él atribuyó su pesar a los mocosos: toda la responsabilidad recaía en otros. Si el dueño del bar, los putos camareros, no hubieran dejado entrar a esos pillos, nada de lo que pasó, hubiera pasado. No importaba que él había posibilitado el inocente deschave engañando a su novia primero, exponiendosé en un lugar público después. No, lo que pasó ahí no debió haber pasado, esos niños no debían estar ahí. Un azar contrapuesto podría haber cruzado en su camino a algún amigo o pariente de su novia, pero en cualquiera de esos casos asumiría su responsabilidad y aceptaría las consecuencias. Pero lo que ahí pasó, no debió haber pasado, no, la sociedad estaba mal.
Todo esto lo supe cuando minutos más tarde se lo explicó agitado al encargado del local, exigiéndole que no dejara pasar más a esos chiquillos, que no siguiera contribuyendo al degrado de nuestra sociedad.

Read Full Post »

¿De qué sirven las miles de notas que los medios tradicionales han instalado tras la muerte de tres jóvenes por el consumo de éxtasis? ¿De qué sirven los informes de Ronnie Arias haciendo rotations por diferentes fiestas electrónicas y riéndose con complicidad cuando alguien le responde que está durísimo? Por qué se consumen con gusto los informes al mejor estilo Chiche Gelbung en los que un locutor con voz tenebrosa nos alerta: “Si su hijo va a fiestas electrónicas, toma mucha agua y vuelve con gafas oscuras, es probable que se drogue”. ¿No se puede abordar mejor este tema? Quizás sea mucho pedir en una sociedad que prefiere tomar posiciones contundentes respecto al aborto antes de apoyar la educación sexual en las escuelas.
 

(más…)

Read Full Post »

Older Posts »